15 Mis ojos están siempre puestos en el Señor
,
porque él me rescata de las trampas de mis enemigos.