23 ¡Amen al Señor
todos los justos!
Pues el Señor
protege a los que le son leales,
pero castiga severamente a los arrogantes.