21 En él se alegra nuestro corazón,
porque confiamos en su santo nombre.