18 El Señor
está cerca de los que tienen quebrantado el corazón;
él rescata a los de espíritu destrozado.