17 Pues la fuerza de los malvados será destrozada,
pero el Señor
cuida a los justos.