4 Tú eres mi Rey y mi Dios;
tú decretas las victorias de Israel.