3 Señor
, escucha mi voz por la mañana;
cada mañana llevo a ti mis peticiones y quedo a la espera.