4 Vuelve, oh Señor
, y rescátame;
por tu amor inagotable, sálvame.