5 ¡Oh Señor
, qué grandes son tus obras!
Y qué profundos son tus pensamientos.