6 Entonces el ángel del Señor
habló solemnemente a Jesúa y le dijo: