6 —¿Qué es? —pregunté.
—Es un canasto para medir grano
—respondió— y está lleno con los pecados
de los habitantes de todo el país.