10 ¡Quién sabe cuántos idiomas hay en el mundo, y ninguno carece de sentido!