29 En cuanto a los profetas, que hablen dos o tres, y que los demás examinen con cuidado lo dicho.