28 Pero si te casas, no pecas; y si una jovena se casa, tampoco comete pecado. Sin embargo, los que se casan tendrán que pasar por muchos aprietos,b y yo quiero evitárselos.