23 y el rey se enteró de su llegada. Entonces Natán se presentó ante el rey y, arrodillándose,