18 ordenó: «¡Captúrenlos vivos, sea que vengan en son de paz o en son de guerra!»