8 Saúl se disfrazó con otra ropa y, acompañado de dos hombres, se fue de noche a ver a la mujer.—Quiero que evoques a un espíritu —le pidió Saúl—. Haz que se me aparezca el que yo te diga.