22 Pero entre los que acompañaban a David había gente mala y perversa que reclamó:—Estos no vinieron con nosotros, así que no vamos a darles nada del botín que recobramos. Que tome cada uno a su esposa y a sus hijos, y que se vaya.