16 Los israelitas intentaron huir, pero Dios los entregó al poder de Judá.