18 y llevó al templo de Dios el oro, la plata y los utensilios que él y su padre habían consagrado.