8 Me preguntó quién era yo, y le respondí que era amalecita.