32 —¿Y está bien el joven Absalón? —preguntó el rey.El cusita contestó:—¡Que sufran como ese joven los enemigos de Su Majestad, y todos los que intentan hacerle mal!