11 »Vienen días —afirma el SEÑOR omnipotente—,en que enviaré hambre al país;no será hambre de pan ni sed de agua,sino hambre de oír las palabras del SEÑOR.