32 —Esto es lo que ha ordenado el SEÑOR —dijo Moisés—: “Tomen unos dos litrosa de maná, y guárdenlos para que las generaciones futuras puedan ver el pan que yo les di a comer en el desierto, cuando los saqué de Egipto”.