3 Todos los israelitas se quitaron los aretes de oro que llevaban puestos, y se los llevaron a Aarón,