9 Entonces miré, y vi que una mano con un rollo escrito se extendía hacia mí.