26 Así, cuando yo vuelva, su satisfacción en Cristo Jesús abundará por causa mía.