4 Cada cual examine su propia conducta; y si tiene algo de qué presumir, que no se compare con nadie.