15 Yo te daré a ti y a tu descendencia, para siempre, toda la tierra que abarca tu mirada.