El pacto y la circuncisión

1 Cuando Abram tenía noventa y nueve años, el SEÑOR se le apareció y le dijo:—Yo soy el Dios Todopoderoso. Vive en mi presencia y sé intachable.