31 Abraham siguió insistiendo:—Sé que he sido muy atrevido en hablarle así a mi SEÑOR, pero tal vez se encuentren solo veinte.—Por esos veinte no la destruiré.