24 quedándose solo. Entonces un hombre luchó con él hasta el amanecer.