6 A la mañana siguiente, cuando José fue a verlos, los encontró muy preocupados,