40 Esto sucedió para que ellos no llegaran a la metaa sin nosotros, pues Dios nos había preparado algo mejor.