36 El pueblo en masa iba detrás gritando: «¡Que lo maten!»