10 Como no podían hacer frente a la sabiduría ni al Espíritu con que hablaba Esteban,