Isaías 50:2

2 ¿Por qué no había nadie cuando vine?¿Por qué nadie respondió cuando llamé?¿Tan corta es mi mano que no puede rescatar?¿Me falta acaso fuerza para liberarlos?Yo seco el mar con una simple reprensión,y convierto los ríos en desierto;por falta de agua sus peces se pudreny se mueren de sed.