4 Al sonido de sus voces, se estremecieron los umbrales de las puertas y el templo se llenó de humo.