11 Entonces el SEÑOR me dijo: «No ruegues por el bienestar de este pueblo.