Jeremías 17:9

9 Nada hay tan engañoso como el corazón.No tiene remedio.¿Quién puede comprenderlo?