3 Entonces bajé a la casa del alfarero, y lo encontré trabajando en el torno.