27 A un trozo de madera le dicen:“Tú eres mi padre”,y a una piedra le repiten:“Tú me has dado a luz”.Me han vuelto la espalda;no quieren darme la cara.Pero les llega la desgracia y me dicen:“¡Levántate y sálvanos!”