10 No lloren por el que está muerto,ni hagan lamentaciones por él.Lloren más bien por el exiliado,por el que nunca volveráni verá más la tierra en que nació.