24 »¡Tan cierto como que yo vivo —afirma el SEÑOR—, que aunque Jeconíasa hijo de Joacim, rey de Judá, sea un anillo en mi mano derecha, aun de allí lo arrancaré!