30 Así dice el SEÑOR: «Anoten a este hombrecomo si fuera un hombre sin hijos;como alguien que fracasó en su vida.Porque ninguno de sus descendienteslogrará ocupar el trono de David,ni reinar de nuevo en Judá».