32 Así dice el SEÑOR Todopoderoso:«La calamidad se extiende de nación en nación;una terrible tempestad se desatadesde los confines de la tierra».