20 »¿Acaso no es Efraín mi hijo amado?¿Acaso no es mi niño preferido?Cada vez que lo reprendo,vuelvo a acordarme de él.Por él mi corazón se conmueve;por él siento mucha compasión—afirma el SEÑOR—.