12 «Vigílalo bien, sin hacerle ningún daño, y atiende a todas sus necesidades».