4 Habitantes de Judá y de Jerusalén,marquen su corazón con la señal del pacto:circuncídense para honrar al SEÑOR,no sea que por la maldad de sus obrasmi furor se encienda como el fuegoy arda sin que nadie pueda apagarlo.