28 Tú, Jacob, siervo mío, no temas,porque yo estoy contigo—afirma el SEÑOR—.»Aunque aniquile a todas las nacionespor las que te he dispersado,a ti no te aniquilaré.Te corregiré con justicia,pero no te dejaré sin castigo».